RíoenLínea
Judicial Martes 05 de Julio de 2022 | Publicado a las 08:00 | Actualizado a las 19:09

Madre de Emilia Herrera y preparación de juicio por homicidio: “El caso ha sido invisibilizado”

Publicado por: Gabriel Vallejos
Visitas 1247
Imagen de contexto

Asegurando que existen más personas involucradas, que los acusados del homicidio de Emilia Herrera fueron contratados como “sicarios” y que el caso “ha sido invisibilizado”, la madre de la víctima se refirió a la causa por la muerte de su hija en Panguipulli, que proximamente entrará a la etapa de preparación de juicio oral.

Siete son las personas que -en calidad de acusadas- serán presentadas ante el Juzgado de Garantía de Panguipulli por la muerte de la joven activista Emilia Herrera Obrecht, donde Francisco Javier Jara Jarpa y Carlos Alberto López Aguayo son sindicados como autores del homicidio calificado de la víctima, mientras que Cristian Antonio Cisternas Larenas sería encubridor.

A solo horas de que inicie la primera audiencia de preparación de juicio oral, la madre de Emilia Herrera, Denise Obrecht, conversó con RioenLinea sobre el proceso judicial y los hechos ocurridos durante la noche del 16 de febrero del 2021 en el Condominio Riñimapu, en el Lago Riñihue.

De inmediato, Obrecht califica a los acusados como “sicarios”, manifestando dudas respecto al desarrollo de la investigación: “Hay cosas que cuesta comprender, como por ejemplo el hecho de que los empresarios, el administrador general, haya contratado a personas, sicarios, personas con antecedentes, que hayan estado viviendo y habitando una casa del propio condominio. Siempre lo he dicho y lo voy a repetir: Yo creo que nadie común y corriente, invitaría a un sicario, a personas con armas, a vivir ahí al lado de usted”, señaló.

Asegurando que a los involucrados se les entregaron armas “para matar”, la madre de Emilia Herrera opina que el Ministerio Público no formuló acusación en contra de todos quienes, en su visión, tienen responsabilidad en el hecho. “Cómo dicen que no hay pruebas, siendo que encontraron esas balas y esas municiones ahí. No están acusados los empresarios. Otra cosa, nadie le pasa a personas que ya se notaron que contrataron como jardineros, que nunca movieron ninguna planta, un fusil de guerra”, aseguró.

Consultada si tiene fe en que la justicia resuelva lo que la familia y la parte querellante esperan, Denise Obrecht respondió que “en este momento no, porque por algo se cerró la investigación. Aquí los únicos acusados en este momento son los sicarios, que obviamente se merecen estar presos, ojalá de forma perpetua”.

Además, agregó que “obviamente que lo que uno espera es que todos los involucrados, no solamente los que dispararon, los que ejecutaron y que anduvieron con las pistolas para matar, sino que los que planificaron, los que no pueden ver que otra gente pueda ingresar a una playa, los que les molesta que haya gente en carpa de otro nivel económico o social, los que pensaron que podían perder algo de terreno que fue ancestral de otras personas; toda esa gente, la que planifica, también debería tener un castigo mayor”.

Tomando en cuenta su afirmación, dijo a RioenLinea que ha existido una intención de la opinión pública para no abordar los hechos, ocurridos tras una discusión entre los acusados y personas que se encontraban en cercanías del condominio privado, situación que llamó la atención y motivó la concurrencia de la víctima e integrantes del Lof Llazcawe al sitio, recibiendo minutos después un disparo en su cabeza.

“El caso de mi hija ha sido invisibilizado, entonces parece que los sicarios están contratados por otro tipo de personas, por personas más poderosas (…) se sabe quiénes son los dueños de ese lugar, quiénes son los que trabajaban, quiénes son los administradores, quién es la persona que prestó el arma”, aseveró Denise Obrecht.

  • Reconstitución de escena en Puerto Montt.

Tal como informó este medio, el 5 de mayo se efectuó una reconstitución de escena, pero en la comuna de Puerto Montt, en la Región de Los Lagos, debido a que un informe policial advirtió que -por razones de seguridad- no era conveniente llevarla a cabo en el Condominio Riñimapu, en Panguipulli; situación que fue resistida por los abogados querellantes.

Sobre esto, Obrecht manifestó que “obviamente uno nunca va a estar de acuerdo, porque nunca había escuchado -y le he preguntado a otras personas- que se haga a 300 kilómetros del lugar original”.

En esa línea, señaló que “como mamá obviamente que me produce malestar, porque al igual que yo planteé que consideraba que el informe no era correcto, ya que decían cosas como que era un lugar muy peligroso, lo cual no vi ningún peligro en el lof”, sosteniendo que “decían que había solo un lugar de ingreso y eso no es así, porque se puede entrar por el agua, hay otro camino por el lof y hay otro por el fundo de al lado. A mi, como persona común y corriente, como la mamá que le asesinan a su única hija, obviamente que me parece muy extraño”.

Consultada sobre si situaciones como estas afectarían la calidad probatoria en contra de los acusados, la madre de Emilia Herrera Obrecht respondió que “tal vez sí, no sé. Yo no soy experta, pero las cosas es necesario que hagan como siempre ha sido habitual, que es en el lugar de los hechos”.

En esta causa existe una acusación de la Fiscalía de Mariquina, que solicitó la pena de 18 años de presidio para Jara Jarpa y López Aguayo, mientras que una acusación particular -presentada por abogados querellantes- pide que se les aplique presidio perpetuo.

Comentarios