RíoenLínea
Judicial Jueves 21 de Abril de 2022 | Publicado a las 15:39 | Actualizado a las 15:40

UACh se querella en contra de ex Rector Galindo por administración desleal y apropiación indebida

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 2112
Óscar Galindo | Archivo

La Universidad Austral de Chile (UACh) se querelló en contra del ex Rector Óscar Galindo por los presuntos delitos de administración desleal y/o apropiación indebida.

La querella, se suma a la denuncia que ya había presentado la Universidad Austral de Chile en contra de Galindo, cuya causa se encuentra desformalizada y siendo investigada por el Ministerio Público.

Galindo, fue desvinculado de la universidad el 18 de noviembre de 2021, tras 27 años en la casa de estudios, invocándose las causales de “falta de probidad en el cumplimiento de sus funciones” e “incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato”, en medio de los cuestionamientos que ha acarreado su gestión al mando de la universidad. Su despido, también es motivo de un litigio en el Juzgado del Trabajo de Valdivia.

En la querella presentada por la UACh, se especifica que Galindo durante su periodo como rector “incurrió en diversas irregularidades y anomalías que constituyen delitos graves en perjuicio del patrimonio de la institución, conforme a los antecedentes que se detectaron por las nuevas autoridades universitarias a fines del mes de octubre e inicios del mes de noviembre de 2021″.

En ese sentido, se detalla que: “Con ocasión de una acuciosa revisión de la base de datos de los funcionarios adscritos a la Dirección Museológica de la corporación, que tuvo lugar a mediados del mes de octubre del año 2021, el nuevo Director de Museología, don Juan Carlos Olivares, detectó en ella la presencia de un trabajador de nombre Mario Irarrázabal Covarrubias, quien había sido supuestamente contratado para prestar servicios desde el 01 de septiembre del año 2019, con una remuneración mensual que, entonces, alcanzaba el monto total de $2.297.071.- (dos millones doscientos noventa y siete mil setenta y un pesos) brutos, en la Categoría Profesional, con el objeto de desempeñar el cargo de “Experto en Arte” en dicha unidad, de manera indefinida”.

En la querella, agregan, “se trató de un sorpresivo hallazgo, pues el referido Sr. Irarrázabal no era, en la práctica, un trabajador que desempeñara funciones como experto en arte en la Dirección de Museología“.

Además, se había suscrito un contrato de comodato mediante la Fundación Piedra Viva, en el marco del futuro proyecto “Museo Humano”, en el cual se pretendía mantener durante 30 años una exposición permanente de obras de propiedad del propio escultor y de la mencionada fundación.

En esa línea, se precisa en la querella, que Galindo “no informó ni solicitó autorización al Directorio para contratar los servicios personales bajo subordinación y dependencia de don Mario Irarrázabal Covarrubias, con ocasión del contrato de comodato y para un cargo inexistente, que además no contaba con partida presupuestaria y era -increíblemente- a plazo indefinido”.

Asimismo, se sostiene que dicha “contratación inconsulta tenía por aparente objeto una prestación futura e incierta, incompatible con el tenor del contrato de comodato, lo que a la fecha le ha irrogado a la universidad un perjuicio que asciende a la suma de $60.678.498″.

Según lo expuesto en la acción legal, estas “graves irregularidades fueron cometidas por el querellado Galindo Villarroel al suscribir personalmente y ordenar la tramitación del referido contrato de trabajo en la forma antes relatada, abusando de su posición y cargo como rector de la universidad, obrando de manera deshonesta, antiética, desleal y con grave incumplimiento de sus obligaciones como trabajador de la universidad, situación que por la forma de su propio proceder se mantuvo oculta a los controles de la administración de la corporación”.

De acuerdo a lo estipulado en la querella, a juicio del plantel universitario estos antecedentes “acreditan categóricamente el comportamiento delictivo del querellado, dado que ostentaba una posición de deber de tutela de intereses patrimoniales ajenos, los cuales infringió dolosamente al obrar deslealmente para con la víctima, irrogándole un perjuicio de carácter patrimonial“.

La Universidad Austral de Chile, solicitó -entre otras cosas- que se pida cuenta de la orden de investigar despachada a la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones y se disponga de la citación a declarar de todas las personas implicadas en el caso.

El Tribunal de Garantía de Valdivia declaró admisible la querella, admitiéndola para su tramitación.

Comentarios