RíoenLínea
Judicial Lunes 21 de Febrero de 2022 | Publicado a las 09:58 | Actualizado a las 10:27

Daño moral y años de servicio: Galindo demandó a la UACh por más de $260 millones en indemnizaciones

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 5330
Óscar Galindo | Archivo

El ex Rector de la Universidad Austral de Chile (UACh), Óscar Galindo, presentó una demanda laboral contra la casa de estudios superiores por más de $260.000.000, argumentando una serie de faltas por las que debería ser indemnizado.

Fue en diciembre de 2021 cuando la UACh desvinculó al ex Rector Óscar Galindo, luego que en enero de ese mismo año haya presentado su renuncia a dicho cargo, continuando con labores educacionales en la institución.

Recordemos que la renuncia a la rectoría de la UACh, se dio en medio de las sospechas por presuntas irregularidades ocurridas durante su administración, las que tendrían relación con cuestionamientos de contrataciones y nepotismo, entre otros.  

Ahora, Galindo presentó una demanda de tutela laboral en la que solicita ser indemnizado por más de $260 millones.

De acuerdo a lo manifestado  en la demanda, Galindo solicitó que se le indemnice por un total de $110.024.247 por temas tales como aviso previo, años de servicio, recargo, feriado legal, feriado proporcional y décimo tercer sueldo.

“Alego insuficiencia, y falsedad o distorsión respecto de los fundamentos que deberán contener la  carta de despido, ni cómo ella hace necesaria la separación de uno o más trabajadores”, detalla la acción legal presentada ante el Juzgado del Trabajo de Valdivia.

Además, y sin perjuicio de la suma anteriormente descrita, se pide una indemnización por daño moral por una suma de  $150.000.000 .

“Consideramos que nos encontramos ante la presencia de una vulneración de derechos por una conducta abusiva y temeraria del empleado que es una situación en la que podría demandarse daño moral”, explica la demanda.

La demanda también hace mención a “actos de discriminación”  que se habrían cometido en contra del ex Rector Óscar Galindo, aduciendo “tratamiento discriminatorio en razón de hechos relacionados con su cónyuge”, “impedimento de hacer clases a pregrado”, “impedimento de acceder a la Radio Universidad Austral de Chile”, entre otros, que estarían vinculados a las presuntas irregularidades que habrían ocurrido durante su gestión, en lo que se ha denominado públicamente como “Caso UACh”.

RioenLinea tuvo acceso exclusivo a la carta de despido emitida por la UACh hacia Óscar Galindo, en donde se describen los motivos de su salida. Allí se especifica que los motivos se relacionan a “falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones” e “incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato”.

Dentro de los hechos que fundamentan el despido de Galindo se establece la contratación de Mario Irarrázabal Covarrubias desde el 1 de septiembre de 2019 bajo el cargo de “experto en arte” en la Dirección de Museología de la UACh, con un monto total de $2.297.071.

Según establece la carta de despido, se habría constatado que Irarrazábal “no registraba absolutamente ningún tipo de comunicación con quien se supone era el jefe superior de la unidad para la cual estaba contratado, ni tampoco ninguna prestación de servicios a favor de la universidad”. Además, se indica que el contrato del “experto en arte” habría sido firmado por Galindo cuando se desempeñaba como rector de la UACh.

También se detalla que dicho contrato hacía alusión a que Irarrázabal (junto a otra persona) actúen en calidad de representantes legales de la Fundación Piedra Viva como parte comodatante, en el marco de un proyecto que se espera construir en el futuro llamado “Museo Humano”, en el que se pretende mantener durante un plazo de 30 años la exposición permanente de una colección de obras de propiedad del escultor Mario Irarrázabal y de la fundación.

Finalmente la carta especifica que Galindo no habría informado “al directorio que contrataría los servicios personales bajo subordinación y dependencia de don Mario Irarrázabal con ocasión del contrato de comodato para un cargo inexistente, que no contaba con partida presupuestaria a plazo indefinido y para una prestación de servicios condicionada a un hecho futuro e incierto que todavía no ocurre, lo que a la fecha le ha costado a la universidad una cantidad superior a los $60 millones en pago de remuneraciones por servicios no prestados”.

Para la construcción de este artículo, RioenLinea tomó contacto con la abogada que lleva esta causa, Ximena Águila, quien prefirió no entregar declaraciones al respecto.

Comentarios