RíoenLínea
Social Martes 04 de Octubre de 2022 | Publicado a las 17:00 | Actualizado a las 17:00

Comunidades mapuche de Paillaco negaron ser representadas por líderes de “toma productiva”

Publicado por: Gabriel Vallejos
Visitas 4030
Toma de Fundo Huite | Cedida

Acusando usurpación de su cultura para fines personales y negando ser representadas por los líderes de la “toma productiva” de Paillaco, comunidades mapuche se desligaron de la movilización y exigieron disculpas al Sindicato de Trabajadores de Chilterra.

Un controvertido vuelco tuvo la ocupación del Fundo Huite, protagonizada por dicha organización sindical e integrantes de comunidades. Lo anterior, luego que 13 dirigentes mapuche -en nombre de 11 organizaciones y comunidades- se desligaran de los líderes de la movilización, acusando que no los representan y que están haciendo uso indebido de su causa.

A través de un escrito de 5 puntos, firmado y fechado en la jornada de este martes, se manifiesta una “profunda molestia con el Sindicato de Trabajadores de Chilterra por utilizar el nombre de las Comunidades Mapuche de Paillaco para defender intereses de privados. Lo que consideramos un acto grave de usurpación del nombre y la cultura del pueblo-nación mapuche de nuestro territorio”.

Según los dirigentes, la denominada toma productiva es llevada adelante por un “pequeño grupo de individuos mapuche”, quienes “instrumentalizan el nombre de nuestra cultura ancestral para obtener beneficios personales que desconocemos. Siendo capaces incluso de impostar ceremonias y rituales para persuadir a la audiencia de sus deshonestas intenciones”.

Respecto al otro motivo de la ocupación, que dice relación con la restitución del terreno a quienes la protagonizan, las comunidades puntualizaron que efectivamente buscan que sea de su propiedad, pero manifestando que les preocupa una eventual cesión a quienes no los representan.

“Nuestro interés en el título de comisario que (…) señala existir en el consercador de bienes raíces de La Unión. Y, por ende, nuestra alarmante preocupación por el destino de esas tierras ancestrales, pertenecientes a las comunidades de nuestro territorio, no representadas por las individualidades de la ocupación referida”, consigna el documento.

En base a estos argumentos, los dirigentes dijeron tener desagrado y estar sorprendidos “ante la existencia de un supuesto werken de nuestras comunidades”. Por lo anterior, exigieron que la situación sea aclarada y que el sindicato ofrezca disculpas públicas por lo que calificaron como “deshonestidad y fraude cultural” en su contra.

Comentarios