RíoenLínea
Los Opinantes Martes 29 de Enero de 2019 | Publicado a las 19:33 | Actualizado a las 19:33

Pobreza y mérito académico en la Región de Los Ríos

Publicado por: Verónica Fuentes Guarda
Visitas 368

Las últimas semanas hemos escuchado a las autoridades de gobierno insistir sobre la idea de reestablecer la selección de los estudiantes por parte de los establecimientos educacionales. Al respecto, el gobierno ha propuesto el proyecto denominado “Admisión justa”. Se ha argumentado que se busca premiar el mérito de los mejores estudiantes entendiendo por éstos aquellos […]

Las últimas semanas hemos escuchado a las autoridades de gobierno insistir sobre la idea de reestablecer la selección de los estudiantes por parte de los establecimientos educacionales. Al respecto, el gobierno ha propuesto el proyecto denominado “Admisión justa”. Se ha argumentado que se busca premiar el mérito de los mejores estudiantes entendiendo por éstos aquellos que logran mejores notas.

Pero ¿es este argumento académico efectivamente justo? ¿Cuál es la realidad en la Región de Los Ríos? Preguntarse por la región supone reconocer que el desarrollo de cada estudiante no sólo depende de sus cualidades individuales sino también de sus condiciones sociales. Desconocer esto último sería no sólo un error pedagógico sino, además, reforzar un conjunto de desigualdades que efectivamente operan constriñendo las posibilidades de desarrollo de parte importante de nuestra población.

La Región de Los Ríos, lo mismo que el país, ha venido mostrando una disminución de la incidencia de la pobreza en la población. En cuanto a pobreza de ingresos, la encuesta CASEN muestra que para el año 2006, alcanzaba 45,3% de la población regional, contra un promedio a nivel país igual a 29,1%. Al año 2017, el mismo indicador llegó a un 12,1% en la región, mientras el promedio país fue de 8,6%.

En cuanto a los hogares, la misma Encuesta mostró que en la región un 42,3% se encontraba en condición de pobreza el año 2006, pero el año 2017 este porcentaje disminuyó a 10,4%. En comparación, el país en promedio tenía un 26,5% y 7,6% para cada año, respectivamente.

Una mirada más compleja (y más desafiante como país) desde el concepto de “pobreza multidimensional”, da cuenta de resultados menos alentadores. Nuestra región al año 2015 tenía un 19,2% de hogares viviendo en condición de pobreza. Este porcentaje alcanzó un 19,4% al año 2017. Es decir, la pobreza ha aumentado levemente en dos años y nuevamente superamos el promedio del país, que para ambos años era de 16,6% y 16,8%, respectivamente.

Como se aprecia en estos resultados, Los Ríos ha tenido un desempeño menor al promedio de Chile en este esfuerzo de combatir la pobreza, ya sea a nivel de personas o de hogares. Entonces, ¿cómo es posible que las autoridades insistan en hablar de mérito, cuando definitivamente las condiciones y derechos que debe garantizar el Estado para que cada uno de los y las ciudadanos logre su pleno desarrollo, aún no se alcanzan para toda la población? ¿Es posible como sociedad desentendernos de aquellos que por condición social de origen son privados de sus derechos más básicos? En mi opinión, no debemos mirar hacia el lado y fingir que esta realidad no existe.

Las actuales autoridades se equivocan cuando argumentan que se premia el mérito a través de la selección de los estudiantes, por parte de los establecimientos educacionales. Si el mérito es entendido como el reconocimiento por haber logrado algo, el gran mérito en casi un 20% de hogares de la Región de Los Ríos consiste en continuar educando a sus hijos e hijas sin contar con las condiciones mínimas para el alcanzar el pleno desarrollo de sus capacidades.

  • #Tags
Comentarios