RíoenLínea
Medio Ambiente Lunes 29 de Agosto de 2022 | Publicado a las 08:42 | Actualizado a las 08:47

Más de 130 mil dispositivos han instalado para controlar la plaga de la polilla del racimo en Los Ríos

Publicado por: Paola Triviños
Visitas 1628
Instalación de los dispositivos | SAG

Lobesia botrana o polilla del racimo de la vid es el nombre que lleva la plaga de insectos que pretende ser controlada con la instalación de miles de dispositivos en comunas de Los Ríos.

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Los Ríos en conjunto con la ciudadanía, han instalado 130 mil dispositivos o confusores sexuales en árboles frutales en las comunas de Paillaco, Panguipulli y Los Lagos, abarcando 260 hectáreas urbanas, con la intención de controlar la plaga de lobesia botrana, que es un tipo de insecto que, a través de su larva, provoca un daño directo al racimo, ya que pudre y deshidrata las bayas, por ejemplo.

Desde el SAG informaron que estos dispositivos plásticos emiten una feromona sintética que imita a la feromona de la hembra, lo que desorienta al macho e impide que se reproduzca con la hembra. Este método facilita la disminución del nacimiento de más polillas y el daño en las frutas, ya que, según la institución, ha presentado una caída de 61% en las capturas de una temporada a otra.

El Director Regional (s) del SAG explicó que esta campaña se realizó en el 2020 en otras comunas de Los Ríos y resultó “exitosa”, no existiendo detección el año pasado. Este 2022, según dijo, “gracias a la vigilancia realizada a través de trampas colocadas en las temporadas anteriores, se detectó la presencia de lobesia botrana, estableciendo el área reglamenta y las correspondientes medidas de control, previo al periodo de vuelo”.

Por su parte, el SEREMI de Agricultura de Los Ríos, Patricio Barría, enfatizó en que la instalación se hizo posible por la “buena recepción y colaboración de los vecinos y vecinas de las diferentes comunas donde el SAG está trabajando”, ya que “han abierto las puertas” comprendiendo la importancia del control de la plaga para el buen desarrollo de la agricultura local.

Por último, desde el SAG informaron que los dispositivos no son nocivos para la salud humana, ni son insecticidas, sin embrago, solicitaron a las personas que no los manipulen hasta el final de la temporada -en abril del 2023-, donde podrían ser eliminados.

Comentarios