RíoenLínea
Relatos Domingo 30 de Junio de 2019 | Publicado a las 22:19 | Actualizado a las 22:19

La Valdiviana: Cazuelas con más de 40 años de historia

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 1725
Cazuela de La Valdiviana | RioenLinea

Conocida entre la mayoría de los habitantes de la ciudad, La Valdiviana destaca por sus tradicionales cazuelas que se sirven junto a un plato de sopaipillas con pebre que, según cuentan los clientes del local, son la combinación perfecta.

Fue en el año 1976, cuando Sabino Martin llegó al barrio Plazuela Berlín, instalándose en Errázuriz #1785 con una quinta de recreo a la cual llamó “La Valdiviana”. En esos años el lugar destacaba por abrir de día ofreciendo empanadas y asados con opciones de juegos para divertirse como el tejo o naipes.

Hoy en día La Valdiviana se caracteriza por ser un lugar nocturno, que los fines de semana atiende hasta las 5:00 horas, recibiendo en su mayoría a quienes llegan de una larga fiesta a buscar una cazuela para reconfortarse.

Además de ser un local tradicional, La Valdiviana es la picada perfecta para ir a disfrutar de una deliciosa cazuela calientita con sopaipillas, en familia o con amigos. Sus horarios van desde las 21:30 hasta las 4:00 horas los días de semana, mientras que el fin de semana atiende hasta las 5:00 horas.

Para conocer un poco más sobre su historia, RioenLinea conversó con Sabino Martín hijo, quien se hizo cargo de La Valdiviana hace aproximadamente un año.

  • ¿Cómo fueron los inicios de La Valdiviana?

Mi padre Sabino Martín, antiguamente trabajaba en la quinta Las Palomas, que actualmente es conocido como “El Guata Amarilla”, y decidió venir a trabajar al barrio porque quería independizarse, y compró este lugar en donde había una quinta llamada Montecarlo, y tras cederle los derechos le puso “Quinta La Valdiviana”, eso ocurrió un octubre de 1976, hace 43 años aproximadamente.

Cuando mi padre trabajaba en la quinta Las Palomas, siempre soñó con tener algo propio y un día dijo me retiro y formó su local. Yo empecé hace unos 15 años atrás, acompañando a su padre a ayudar en el negocio, pero lo tomó hace un año atrás tras el fallecimiento de su padre.

Comenzó siendo una quinta de recreo en donde había cancha de tejo, juegos de naipe y se atendía de día hasta las 22:00 horas aproximadamente En ese tiempo se vendían empanadas fritas y asado al palo.

Además en esos años las cazuelas no se vendían tanto, porque la gente estaba mucho más ambientada al asado al palo, ya que venían en familia.

  • ¿Cuándo se convierte en un local nocturno?

Fue en el año 1983, porque con el pasar de los años la gente comenzó a ser más fiestera y en ese tiempo no existían locales que vendieran comida de noche y ahí también se comenzaron a vender las cazuelas, en donde la preferida por los clientes siempre ha sido la de ave, porque no es tan pesada para el estomago como la de vacuno.

  • ¿Cuáles son los platos que venden?

Cazuela de ave, vacuno y los fines de semana hay guatitas y entrecot, desde las 21:30 horas hasta las 4:00 horas y los fines de semana hasta las 5:00 horas; los precios van desde los $4.000.

Antiguamente acá vendíamos el plato El Valdiviano que se hace con charqui de equino, eso era cuando el local era quinta, y las personas que se bajaban del tren venían a vender los productos.

  • ¿Por qué cree que el lugar se ha mantenido en el tiempo?

Yo creo que es por la historia, ya que muchos de los jóvenes que vienen lo hacen porque sus abuelos y sus padres frecuentaban el local, entonces se pasa de boca en boca que acá se venden cazuelas con sopaipillas y esa juventud atrae a otros amigos y aquí pueden compartir y sentirse cómodos.

  • ¿Hubo momentos difíciles para La Valdiviana?

Sí, cuando comenzó a llegar la comida rápida, que a la juventud le atraía mucho fue difícil, pero gracias a los padres de ellos que les transmitían que acá podían encontrar cazuelas y así comenzó a venir esa juventud y ahora vienen sus hijos y los nietos. La gente que trabaja de noche pasan al local por una cazuela, y ahí van transmitiendo lo rico y bueno que es.

 

 

Comentarios