RíoenLínea
Economía Martes 30 de Agosto de 2022 | Publicado a las 15:00 | Actualizado a las 15:00

Confianza Económica de Los Ríos vuelve a caer a mínimo histórico y cumple dos años en pesimismo

Publicado por: Gabriel Vallejos
Visitas 1522
Imagen de Archivo | RioenLinea

La peor cifra desde que comenzó la medición registró el Índice de Confianza en la Economía Regional (ICER) de Los Ríos, evidenciando dificultades para la compra de alimentos.

Pesimismo es lo que se reflejó en la última encuesta elaborada por la Universidad San Sebastián (USS) de Valdivia, cuyo índice de confianza en la economía regional marcó sólo 27 puntos en julio, bajando dos puntos respecto a los 29 registrados en mayo, que hasta hoy era el registro más desfavorable.

En esta oportunidad, las conclusiones de las 533 personas mayores de edad entrevistadas en la región, recogen que todas las variables medidas se ubican en terreno pesimista, es decir, bajo los 50 puntos.

De esto se desprende que la percepción de la situación económica personal actual versus la pasada llega a 28 puntos, la situación actual marca 22 y la situación económica actual de la Región de Los Ríos se ubica en 28 puntos.

El peor registro se lo llevan las expectativas de consumo de vivienda o auto, que alcanza 7 puntos; mientras que la esperanza parece estar puesta en el mediano plazo, dado que la expectativa económica futura del país a dos años llega a 39 puntos y la expectativa económica futura de Los Ríos a dos años es de 38.

Francisco Mena, director de Ingeniería Comercial de la USS Valdivia, explicó que existen varios motivos para llegar a estas conclusiones. “Uno de ellos es que se está perdiendo la liquidez, fundamentalmente que se tuvo el año pasado con los retiros, ya no hay ayudas gubernamentales importantes, por lo tanto se está viendo cómo la inflación está aumentando”

  • Problemas en la seguridad alimentaria.

El estudio de dicha universidad incorporó una nueva temática para evidenciar la situación de la economía de los residentes en Los Ríos, que tiene que ver con cómo el poder adquisitivo de las familias ha afectado en la compra de alimentos.

Sobre esto, Mena precisó que “la mitad de ellos (encuestados) dicen que efectivamente han visto afectado la compra en sus alimentos y han tenido que también reemplazarlos por otro tipo de alimentos, de esa canasta que ellos tenían presupuestada”.

En específico, el ICER muestra que un 56% de las personas entrevistadas respondió estar de acuerdo o muy de acuerdo en que han visto reducida su capacidad para comprar alimentos, un 47% notó una baja en la disponibilidad y un 40% ha reducido sus porciones por los aumentos de precios.

Por otro lado, el 48% por ciento de los encuestados sustituyó productos o marcas por su situación monetaria, mientras que el 53% ha tenido que buscar otras alternativas de lugares para comprar.

Respecto a la evolución de la cesantía y la inflación, el 53 por ciento piensa que de aquí a un año la cesantía aumentará, porcentaje que se eleva al 83, si se considera la porción de la población que cree que en los próximos 12 meses subirán los precios de los principales productos.

Comentarios