RíoenLínea
Política Martes 28 de Junio de 2022 | Publicado a las 15:15 | Actualizado a las 15:15

Valoran avances y asumen errores: Convencionales de Los Ríos cerraron debate constitucional

Publicado por: Gabriel Vallejos
Visitas 845
Imagen de contexto | Convención Constitucional

Con una mirada positiva respecto al avance en materia de derechos sociales, pero reconociendo errores de comunicación y denunciando intenciones de desprestigio, convencionales de la región de Los Ríos dieron por finalizado el debate constitucional.

Después que el pleno de la Convención Constitucional votara 30 iniciativas emanadas desde la Comisión de Armonización del texto, relativas a normas permanentes y transitorias, el ente redactor finalizó el trabajo de propuesta de Nueva Constitución, el que si bien debía concluir el 4 de julio, se adelantó debido a que se retiraron la mayoría de las solicitudes para votar de forma separada.

Después de casi un año y con el debate terminado, RioenLinea conversó con los cinco representantes de Los Ríos en la instancia, salvo con el constituyente de Vamos Por Chile Felipe Mena, quien se excusó de hablar por tener que abordar un vuelo.

Aurora Delgado (Apruebo Dignidad), sostuvo que este es un proceso conjunto con la ciudadanía y que “no se acaba con el plebiscito de salida”, manifestó que “este es un trabajo serio que obviamente, desde los movimientos sociales y del mundo sindical y de la salud, darles la certeza a la gente que nos escucha, que es un trabajo que nosotros demandamos por muchos años, esta lucha por la restitución de nuestros derechos fundamentales y aquí ha quedado consagrado en este texto borrador lo que es el derecho a la salud, al trabajo (…) como también los derechos a la salud, a la educación gratuita, a la vivienda, a la seguridad social, elementos muy importantes para nosotros”.

Consultada sobre los factores que posibilitaron que el resultado del plebiscito de salida sea incierto, Delgado respondió que “las encuestas pueden decir muchas cosas, hay que entender que lo más importante es que las personas se tienen que informar. Hubo mucha información incorrecta o falsa (…) pero hay que entender que este proceso requirió consensos, llegar a acuerdos y eso es lo importante (…) nosotros hicimos todos los esfuerzos”.

Además, aseguró que “hay que decirle a las personas que no hay errores políticos, no sé en qué medidas se traduce ello, lo que sí podríamos decir es que no se tuvo toda la difusión de manera inmediata porque no se contaban con los recursos, pero no por ello se critica de que hayan otro tipo de errores. Creo que hubo una responsabilidad muy grande”, afirmó.

Un matiz a esto fue puesto por su par Ramona Reyes (PS), quien frente a la disparidad reflejada en el plebiscito de 2020 con las proyecciones de las encuestas, dijo que “es difícil hacer mediciones porque son realidades que no se pueden comparar. Con ese plebiscito y el de salida vamos a poder comparar cómo nos va, porque efectivamente han habido cuestiones que no se han podido manejar tan bien. Aquí habemos personas que somos militantes de partidos políticos, pero la gran cantidad de la gente son independientes y forman parte de movimientos sociales, entonces demoramos un buen tiempo en lograr reconocernos y poder llegar a acuerdos y conversaciones desde el diálogo, siempre teniendo en cuenta que teníamos un bloque importante de convencionales de derecha, que muchos de ellos vinieron siempre a torpedear el proceso”.

Sin embargo, la convencional aseguró que “la voz de la región de Los Ríos fue escuchada” y que la premura en los plazos no afectó a la calidad del texto a proponer.

“Yo creo que no, hoy día terminamos de votar las normas transitorias. La comisión de transitorias fue una gran comisión, integrada por 40 hombres y mujeres, muchos de ellos muy expertos (…) yo creo que se armonizó en buena medida. A mi me hubiese gustado que muchos temas que quedaron dispuestos para la ley, quizás podrían haber sido con límites un poco más concretos, pero el mandato de tener un Chile que garantice derechos, una democracia paritaria, devolver los derechos de agua al Estado, el que la naturaleza sea protegida, el que Chile va a ser un país regionalista, es una cuestión tremenda, que siento nos tiene que llenar de esperanza, a pesar de que se ha bombardeado y se ha desprestigiado tanto a la Convención y este proceso”, manifestó.

Desde los escaños reservados, Victorino Antilef, convencional del pueblo mapuche valoró que “pese a las condiciones de tiempo en que se diseñó este proceso, tan magno y tan relevante para el país, se haya podido salir de acuerdo al cronograma que se elaboró, cumpliendo con todas las metas”.

Afirmando que en un principio hubo desconfianzas y dificultades por la histórica relación con el Estado de Chile, Antilef indicó que “se abrieron nuevas ventanas”, que constituyen un piso mínimo.

Además, respondió a las opiniones que apuntan a un establecimiento de privilegios para los pueblos originarios en el texto constitucional. “Eso está basado sobre todo en una campaña y en una acción de distorsionar la realidad, sobre todo de un sector que todos identificamos bastante bien, pero siendo bien objetivos la ciudadanía va a poder ver y revisar en cada uno de los artículos que en ninguno de los casos hay una materia de privilegios, más bien se está recogiendo lo que ya existe desde hace mucho tiempo en otros países, donde ya se había incorporado reconocimiento a derechos que son específicos de los pueblos originarios y que Chile ha ratificado (…) todo lo que uno va a encontrar ahora en los articulados, en relación a territorio, a participación y al reconocimiento de derechos colectivos, eso ya estaba reconocido en el derecho internacional. Lo que hace esta constitución es ponerse al día”, aseguró.

Finalmente, el convencional del PS Pedro Muñoz, valoró que el debate se traduzca -según señaló- en las bases para un estado social de derecho “como estilan los países decentes”, donde se incluyen temas como paridad, nuevos límites ambientales y bases para un estado regional, además de avanzar en resolver conflictos con pueblos originarios.

Muñoz dijo que “pese a los malos augurios de algunos que desde un comienzo estuvieron interesados en que este proceso fracasara y que no cumpliéramos nuestra tarea dentro de plazo. Pese a eso, pese a los problemas de comunicación y los errores evidentes del proceso, creo que hoy día se confirma que estamos cumpliendo con la tarea que nos encomendó el pueblo de Chile (…) el texto borrador de Nueva Constitución puede, desde uno u otro lado, tener distintas miradas acerca de lo que ahí está, pero es un texto absolutamente razonable, que avanza sustantivamente a dar respuesta a los problemas sociales que originaron el descontento en Chile y que se acumuló y que llevó al estallido social”.

Tras el término de la etapa de redacción, se espera que la propuesta de texto final sea sistematizada durante esta semana, para ser presentada el 4 de julio al Presidente Gabriel Boric, lo que posibilitará que la instancia se disuelva.

Comentarios