RíoenLínea
Social Lunes 13 de Abril de 2020 | Publicado a las 09:33 | Actualizado a las 09:51

Sin visitantes no hay dinero: El drama de los guías de embarcaciones turísticas de Valdivia

Publicado por: Diego Malverde
Visitas 3138
Fotografía de contexto - Facebook Embarcaciones Bahía

El COVID-19 no sólo acarrea problemas de salud. También ha repercutido en la economía. En Los Ríos, uno de los rubros más golpeados es el turismo, afectando especialmente a los trabajadores cuya remuneración es diaria y basada en propinas.

Sergio Salgado es presidente de la Agrupación de Guías Turísticos Valdivia, entidad que agrupa a 30 socios y socias -entre 23 y 65 años- que se desempeñan a bordo de las múltiples embarcaciones que dan vida al muelle Schuster. En conversación con RioenLinea, Salgado asegura que están viviendo días difíciles, sin dinero para llevar a casa y que el COVID-19 vino a agudizar una crisis que comenzó a afectarlos tras el estallido social.

Los viajes que tenían agendados para marzo y abril, especialmente durante Semana Santa, sólo quedaron en ideas y proyecciones: “No obtuvimos nada (…) estamos con los brazos cruzados”, comentó Salgado, añadiendo que habitualmente en los meses posteriores a la temporada estival suelen ganar en promedio 400 mil pesos, pero ahora, la cifra prácticamente es cero.

El fondo del problema, a juicio de Salgado es la ausencia de contratos de trabajo en la mayoría de los guías, por lo que -según indicó- el principal sustento de sus sueldos son las propinas que entregan los turistas, además de un porcentaje por ticket vendido que de acuerdo a lo señalado varía entre el 10 y 15 por ciento.

Es por ello que cerca de 10 días atrás la Agrupación de Guías Turísticos envió una carta al Intendente César Asenjo y la SEREMI de Economía Vianca Muñoz, entre otras autoridades regionales, solicitando apoyo. En concreto piden el pago de “un suelo mínimo durante tres meses para todos nuestros asociados y asociadas”, explicó Salgado, pero hasta ahora -dice- no han conseguido una respuesta.

Mientras esperan un pronunciamiento a su solicitud, Sergio Salgado comenta que el factor psicológico comienza a acechar: “tenemos colegas que están con una depresión enorme porque no tienen de donde sacar recursos, no tenemos dinero. En mi caso tengo una hija en la universidad y estoy pagando, también hay compañeros con familias numerosas”.

Comentarios