RíoenLínea
Política Lunes 12 de Diciembre de 2022 | Publicado a las 22:12 | Actualizado a las 22:33

Senador De Urresti apuesta por acotar temas de discusión en nuevo “Consejo Constitucional”

Publicado por: Gabriel Vallejos
Visitas 2132
Firma del acuerdo constitucional | Cámara de Diputadas y Diputados

Parlamentarios de Los Ríos mostraron un apoyo transversal al denominado “Acuerdo por Chile”, que dará inicio a un nuevo proceso constituyente, con un “Consejo Constitucional” electo por la ciudadanía, más 24 expertos designados por el Congreso.

Más de tres meses tuvieron que pasar para que los partidos políticos finalmente entregaran una hoja de ruta constitucional, luego del rechazo al texto propuesto por la Convención Constitucional el pasado 4 de septiembre.

El acuerdo, dado a conocer por los presidentes de la Cámara de Diputadas y Diputados y también del Senado, establece la conformación de un Consejo Constitucional de 50 integrantes electos por la ciudadanía, de carácter paritario y homologado a las circunscripciones senatoriales.

Además, se crea una Comisión Experta de 24 integrantes, designados por el Parlamento, que entregará un anteproyecto para la discusión y se instalaría a partir de enero, quedando habilitado para proponer normas una vez iniciado el debate.

  • Visión de los parlamentarios de Los Ríos.

En la región todas las opiniones confluyeron en la necesidad de arribar a una instancia que posibilite contar con una nueva carta fundamental, valorando la incorporación de especialistas.

El Senador del Partido Socialista, Alfonso De Urresti, apostó por acotar las temáticas en el nuevo órgano, opinando que “tiene que ser mucho más acotada la discusión, tiene que ser más centrada en temas de principios, que pueda haber una Constitución que sea, en el Plebiscito de Salida, apoyada por la inmensa mayoría”.

Junto con ello, manifestó que los expertos tendrán una labor distinta a los que participaron en el anterior proceso, debido a que precisamente tendrán esa condición profesional y no una política.

Desde la oposición, el diputado de la UDI, Gastón Von Mühlenbrok, dijo que “un órgano más reducido, con expertos en materia constitucional, da la garantía de un debate más profundo, que se aleja al texto partisano que se sometió a plebiscito en septiembre pasado y que fue rechazado por la enorme mayoría de los chilenos y chilenas”.

Su par oficialista del movimiento UNIR, Patricio Rosas, puso énfasis en que “la incorporación de expertos y la modalidad de elección de los redactores del texto, abre un camino tremendamente relevante para el futuro constitucional de nuestro país. Esperamos seguir avanzando en la búsqueda de mayores acuerdos, garantizar derechos sociales y dar estabilidad al país”.

En tanto, el Diputado integrante de la bancada de Renovación Nacional, Bernardo Berger, dijo que existía una necesidad de contar con una instancia que asegurara no cometer los errores del fallido primer intento constitucional.

“Se hacía clara la necesidad de buscar el mejor mecanismo posible para no cometer los mismos errores que se cometieron durante el anterior proceso. Chile se merece una segunda oportunidad con un nuevo texto constitucional, porque necesitamos cambios. Chile necesita avanzar en seguridad. Necesitamos un proyecto que ponga primero la esperanza de los chilenos en el futuro. Ahora es importante que este nuevo órgano entregue certezas a Chile en su proyecto de Carta Magna”, dijo el legislador.

  • Acuerdo por Chile.

Algunos de los puntos presentes en el documento redactado por las principales colectividades políticas, hace presente que se deben respetar ciertas bases constitucionales, como un Estado Unitario y Descentralizado, el reconocimiento de los pueblos originarios como parte de la nación chilena y que Chile es un Estado Social y Democrático de Derecho.

Sobre el debate, las votaciones de normas tendrán un quórum de 3/ 5 de los integrantes de la instancia electa, mientras que el texto final deberá ser aprobado con la misma proporción, existiendo también un Consejo Técnico de Admisibilidad, cuyos 14 miembros serán propuestos por los diputados y aprobados por los senadores y tendrá la tarea de definir qué normas pueden o no entrar en la Nueva Constitución.

Sumado a esto, se estableció que habrá un Plebiscito de Salida, que al igual que la elección de consejeros constitucionales, será con voto obligatorio.

De acuerdo al itinerario, que según reconocieron los presidentes de ambas corporaciones del Congreso es preliminar, los consejeros serían electos en abril del 2023 y se instalarían el 21 de mayo. El proyecto de Constitución se entregaría el 21 de octubre y el texto sería votado el 26 de noviembre. 

Comentarios