RíoenLínea
Judicial Viernes 02 de Agosto de 2019 | Publicado a las 14:54 | Actualizado a las 14:54

Realizan reconstitución de crimen donde un hombre es acusado de matar a golpes a su pequeño hijo en Lanco

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 3978

La Fiscalía lideró la reconstitución de escena del crimen donde se le acusa a un hombre de asesinar a golpes a su pequeño hijo de un año de edad, en Lanco.

La diligencia realizada durante la mañana de este viernes, estuvo dirigida por el Fiscal Jefe de Mariquina, Alejandro Ríos, con la presencia del imputado, David Urrea Pineda, de 23 años y familiares, además de la colaboración de Gendarmería y de la Policía de Investigaciones.

Urrea, quien actualmente está bajo prisión preventiva, fue formalizado en el Tribunal de Mariquina por el delito de parricidio, acusado de golpear en reiteradas ocasiones a su hijo de un año, el domingo pasado en su vivienda del sector Centinela. La víctima, luego de sobrevivir por aproximadamente dos horas, falleció debido a las lesiones en el Hospital de Lanco.

El Fiscal Ríos, dijo que la diligencia consistió en efectuar una fijación planimétrica y fotográfica, de acuerdo a los dichos del imputado y del abuelo del menor, quien halló al niño herido y lo trasladó al hospital.

Además, Ríos, dijo que hay dos dinámicas predominantes en el caso. Una de ellas –según explicó- el imputado quedó solo con su hijo, luego que cerca del mediodía la madre saliera a trabajar a Lanco y el padre del acusado, dejara la vivienda que compartían para ir donde unos vecinos que lo habían invitado.

De acuerdo a lo detallado por el persecutor, la segunda dinámica, tiene relación con el momento donde habría ocurrido el ataque. En ese sentido, aseguró que –según lo relatado por el imputado- él recuerda haber golpeado al niño en el primer piso de la vivienda para “calmarlo” porque estaba llorando, tras lo cual se habría caído sobre el menor, en el segundo piso lo habría golpeado nuevamente con una zapatilla y por último, dice que la víctima habría caído de una cama.

Según el Fiscal Ríos, el imputado dijo que desde ahí en adelante no recuerda lo que sucedió.

Sin embargo, según los antecedentes con los que se cuentan en la investigación, posteriormente el hombre habría enterrado al niño en una fosa, se arrepiente y lo saca, para dejarlo sobre un sofá, donde es hallado por el abuelo, quien lo trasladó hasta el Hospital de Lanco, donde finalmente falleció.

Comentarios