RíoenLínea
Los Opinantes Viernes 14 de Diciembre de 2018 | Publicado a las 13:02 | Actualizado a las 13:09

Participación Ciudadana en Municipios

Publicado por: Egon Montecinos Montecinos
Visitas 296

Hace pocas semanas dimos a conocer en el CER-Uach los resultados de un estudio sobre el cumplimiento de la ley 20.500 (ley que promueve la participación ciudadana en Chile) en 52 municipalidades de la Región de Los Ríos, Los Lagos y Aysén. El estudio arrojó que la formalización de la participación ciudadana al interior de […]

Imagen de contexto

Hace pocas semanas dimos a conocer en el CER-Uach los resultados de un estudio sobre el cumplimiento de la ley 20.500 (ley que promueve la participación ciudadana en Chile) en 52 municipalidades de la Región de Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

El estudio arrojó que la formalización de la participación ciudadana al interior de la gestión municipal, es baja. Sólo 6 de los 52 municipios cuenta con una “unidad de participación ciudadana” en su  estructura burocrática. Seguidamente 25 de los 52 municipios tienen un Encargado (a) de participación ciudadana, el cual generalmente comparte dicha función con el cumplimiento de otras unidades estratégicas para la municipalidad.

No tener una Unidad de participación, y contar con un encargado del área que comparte función con otras tareas de carácter estratégico, debilita el papel que juega esta materia al interior de la gestión municipal, haciendo más difícil que se puedan planificar seriamente acciones o mecanismos participativos que vinculen a la comunidad con la gestión municipal. Ambas situaciones indican que la importancia que se le asigna a la participación ciudadana en el discurso público (por ejemplo en campañas políticas), no logra traducirse con la misma fuerza y convicción en la gestión municipal propiamente tal.

Seguidamente, revisamos si las municipalidades cumplen con mantener actualizada una ordenanza de participación ciudadana y constituidos los consejos de la sociedad civil. Al respecto constatamos que 30 municipios cuentan con una ordenanza de participación ciudadana actualizada, mientras que 22 municipios no la tienen actualizada. En cuanto a la constitución de los Consejos de la Sociedad Civil (COSOC), se aprecia que 29 municipios tienen conformado su COSOC, otros 23 no han logrado dicho propósito, lo cual representa un 55% aproximadamente del total de municipalidades del estudio. Este promedio de municipios con COSOC conformado es levemente superior al promedio nacional de 54% que tiene calculado la SUBDERE al año 2017. De los 29 municipios que tienen constituido su Cosoc, sólo 21 lo mantienen funcionando activamente.

La conclusión es categórica, no existe un cumplimiento cabal del principal instrumento de participación (ordenanza) ni del principal espacio de participación (COSOC) ciudadana en la gestión municipal. Las razones para esto son múltiples, las hay desde los desincentivos de los propios dirigentes para integrar un espacio que no tiene atribuciones vinculantes, pasando por la falta de recursos para implementar la ley, hasta identificar límites legales que establece la propia ley 20500.

  • ¿Qué pasa en la Región de Los Ríos?

Comparado con la Región de Los Lagos y Aysén, en nuestra región los resultados son algo más alentadores. Por ejemplo, 9 de 12 municipalidades tienen su ordenanza actualizada y mismo número de municipios tienen constituido y funcionando activamente su COSOC. Las razones para explicar este mejor cumplimiento de la ley 20.500 en nuestro territorio, tienen que ver con la historia participativa de la región y el empoderamiento de sus líderes sociales. La capacidad articuladora (no exenta de dificultades) de los dirigentes Cosoc para motivar a la conformación de estas instancias en las distintas comunas, los han llevado a estar entre las regiones con mejor cumplimiento en este aspecto.

¿Qué desafíos tiene el país en esta materia? Modificar la ley, hay aspectos que deben corregirse como el rol del Tribunal Electoral en la validación de algunas organizaciones sociales para integrar el COSOC, claramente no se justifica. La presidencia de los COSOC no puede seguir estando en manos de los Alcaldes, se pierde el contrapeso, la participación ciudadana no es sinónimo de hegemonía, cooptación o control de dirigentes, es diálogo, contrapesos y avances. Finalmente, seguir en la senda de empoderar dirigentes sociales, es el camino más genuino para robustecer el tejido social y sus organizaciones.

Comentarios