RíoenLínea
Judicial Jueves 07 de Mayo de 2020 | Publicado a las 11:03 | Actualizado a las 11:03

Los Ríos: Fiscalía abre foco para prevenir estafas electrónicas durante la pandemia

Publicado por: Diego Malverde
Visitas 1326
Fotografía de contexto.

La Fiscalía Regional de Los Ríos abrió un foco de investigación para prevenir delitos vinculados a estafas electrónicas durante la pandemia por COVID-19.

El fiscal Carlos Bahamondes señaló que durante la pandemia “se han elevado los casos de estafa debido al aumento del comercio electrónico en desmedro de las transacciones de carácter presencial y por eso es importante que las personas conozcan cuáles son los modos de operar más utilizados, para que no sean víctimas de los delincuentes”.

Desde la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos del Ministerio Público indicaron que hasta el momento han detectado tres “modus operandi” respecto a delitos por estafa.

“El primero tiene relación con sujetos que ofrecen en redes sociales o sitios web terciados ranurados y otros artículos para la construcción a un muy bajo costo, inventando como justificación que son productos que compraron en una tienda y que por alguna razón no los han retirado, acordando el estafador con el interesado reunirse en el mismo local donde se encuentran los productos. Esta reunión se concreta, el estafador pide el dinero a la víctima por adelantado para ir a buscar los artículos y luego no regresa, borrando el aviso”, explicó el Fiscal Bahamondes.

El segundo tipo de estafa detectado en Los Ríos “es la venta principalmente a través de Facebook y Yapo de licencias de conducir a personas que están dispuestas a adquirirlas al margen de toda regulación, y que según el estafador deben ser retiradas en la municipalidad. El contactado realiza un pago electrónico por esta licencia que finalmente nunca recibe y luego el estafador borra el aviso y su perfil de Facebook”, sostuvo el persecutor.

Por último se constató la compra fraudulenta de vehículos que son ofrecidos en sitios web o redes sociales. En ese sentido Bahamondes sostuvo que  “el estafador contacta al propietario, acuerdan la transacción del vehículo y le deposita al vendedor un cheque que va a aparecer en su cuenta bancaria como saldo contable (no disponible aún), luego de lo cual el estafador recibe a cambio el vehículo con un poder de la víctima para efectuar la transferencia. Posteriormente, el cheque es protestado y esto provoca que el vendedor no obtenga su dinero y pierda el vehículo”.

Comentarios