RíoenLínea
Salud Martes 07 de Abril de 2020 | Publicado a las 18:46 | Actualizado a las 18:55

Infectólogo de la UACh llamó a no confiarse del uso de mascarillas para prevenir contagios de COVID-19

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 7578
Fotografía de contexto

El director del Instituto de Medicina de la Universidad Austral de Chile, Mario Calvo, entregó sus impresiones respecto de la obligatoriedad en el uso de mascarillas que impuso el Gobierno, para enfrentar la pandemia por Coronavirus.

Uso obligatorio de mascarillas en Chile, fue lo que anunció el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, medida que correrá desde este miércoles 8 de abril en el transporte público y privado pagado.

Para su cumplimiento el Gobierno liberó cápsulas en donde muestra diferentes formas de hacer una mascarilla, es por esto que RioenLinea conversó con el infectólogo y Director del Instituto de Medicina de la UACh, Mario Calvo Arellano, quien entregó su impresión al respecto y recomendaciones para un óptimo uso.

En primera instancia, Calvo aseguró que lo más efectivo para evitar el contagio de COVID-19 es mantener el distanciamiento social, por lo que creer que con su uso se pueden desarrollar actividades con normalidad, sería un error. Sin embargo, el aislamiento en el transporte no es posible, y para situaciones como esas la medida podría ser una solución.

Yo creo que es una medida paliativa, que no sabemos cuanto impacto puede tener. Lo ideal es mantener el distanciamiento social porque eso es lo que nos asegura mantenernos lejos de las gotitas que transmiten la enfermedad, sin embargo, en el transporte público eso es imposible”, aseguró Calvo.

La liberación de capsulas que indican como realizar una mascarilla en casa, tiene relación -a juicio del especialista- con evitar el costo de ellas en la población y con la preocupación que vio la OMS en que el Estado promueva el su uso generalizado debido a la escasez del recurso.

Para ello, la utilidad de los distintos materiales para hacer una mascarilla y, en cuanto a la poca literatura que hay al respecto variará entre un material u otro.

En ese sentido, Calvo mencionó que “si se utilizan materiales que son muy permeables, la utilidad que va a tener es bastante poca. Seguramente la gente ha visto algunas recomendaciones como aprender a utilizar cosas más gruesas como los paños de cocina, o las bolsas de aspiradora”.

“Sin embargo, la gente se preguntará si eso es eficaz para detener el virus y la verdad es que eso no lo podemos contestar, porque la eficacia se mide con filtración en experimentos y no con agentes biológicos humanos en que se mide el contagio de una persona a otra, por razones obvias, porque éticamente no sería muy correcto saberlo así”, agregó el experto en el área.

  • Utilidad en la fabricación de mascarillas

De la misma manera el médico aseguró que “cuando se prueban las mascarillas quirúrgicas o N95, se prueban con partículas que son de agua con sal, lo que imita un poco nuestras secreciones, y se mira que cantidad de esas partículas logran pasar a través de la mascarilla, y tiene que ser muy reducida”.

“Cuando se demuestra que un tejido pasa totalmente el aerosol, significa que la permeabilidad del tejido es muy alto, y probablemente va a tener muy poca utilidad como mascarilla”, agregó Calvo.

Aumentar a dos capas de tela es mejor que usar una, pero es discutible que eso pueda prevenir la infección.

  • Recomendaciones

Calvo hizo algunas sugerencias ante el uso generalizado de mascarillas, realizando el llamado a la población a no confiarse en que su uso disminuirá la posibilidad de contagio, y que quienes puedan permanezcan en sus hogares, ya que el aislamiento es la única medida que certifica la prevención de COVID-19.

Las personas no tienen la costumbre de usar la mascarilla, porque además toma tiempo acostumbrarse a ello, por lo que hay que evitar tocarla con las manos. Debemos pensar que cuando tomamos aire filtramos el aire a través de la mascara, por lo que el frontis esta contaminado, al igual que su interior con nuestras secreciones.

Con las horas las mascarillas se humedecen, por lo que deberíamos eliminarlas y cambiarlas por una nueva, y si son de tela podemos lavarlas con agua caliente y jabón, para volver a usarlas.

“La principal recomendación es no confiarse en que la mascarilla lo solucionará todo porque no es así, de hecho el miedo que tenemos los infectólogos es que al usarse la mascarilla, la gente deje de preocuparse de las medidas de distanciamiento social”, enfatizó el especialista.

Comentarios