RíoenLínea
Salud Miércoles 01 de Abril de 2020 | Publicado a las 20:03 | Actualizado a las 20:03

Especialista de Valdivia aclaró la efectividad de las mascarillas para prevenir el contagio de COVID-19

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 11695
Fotografía de contexto

Ante la declaración de pandemia por el nuevo Coronavirus que estableció la OMS, la comunidad ha tratado de abastecerse con la mayor cantidad de implementos de seguridad personal, pero ¿son las mascarillas efectivas para prevenir el virus?.

Diversos son los elementos de seguridad personal que ofrece el mercado para prevenir el contagio de COVID-19, los cuales van de la mano con las recomendaciones que ha establecido la Autoridad Sanitaria para la comunidad.

En ese contexto, las mascarillas han sido uno de los implementos más solicitados por la población, y para conocer la efectividad que tiene el producto para prevenir la enfermedad, es que RioenLinea tomó contacto con el director del Instituto de Medicina de la UACh, Mario Calvo, quien entregó recomendaciones para su correcto uso.

Según comentó el especialista, el uso de las mascarillas estarían dirigidas principalmente para el personal de salud o cuidadores, que se presentan a menos de un metro de un enfermo, por lo que -según explicó- no se recomendaría su uso generalizado.

¿Por qué no?, según informó Calvo, en teoría las mascarillas previenen el contagio, “pero generalmente pasan otras cosas que pueden ser dañinas. Muchas veces la gente no las usa bien. La forma en que las manipulan puede hacer que al respirar el virus concentrado en la mascara, pueda hacer que ellos mismos se inoculen el virus tocándose la mascarilla y después los ojos, por eso no hay claridad absoluta de si usar mascarillas en la comunidad realmente puede ayudar a mitigar o no el virus”, precisó.

“Si uno usa la mascarilla y tiene contacto con un enfermo, el virus podría quedar colonizado en la parte de afuera de ella, por lo que no se recomienda tocar la parte de afuera. Además, cuando uno la bota debe agarrarla y darla vuelta desde adentro para dejar la parte de afuera hacia adentro y así eliminarla”, agregó el especialista.

¿Cuándo debería usarse? “Lo que se recomienda acá es que las personas no usen la mascarilla en la calle. Yo sólo se la he recomendado a mis pacientes cuando estén en un lugar muy enclaustrado, en donde haya una multitud -por ejemplo- en un bus en donde vayan muchas personas”, precisó Calvo.

¿Tiene un periodo de efectividad?, según el especialista la mascarilla podría durar menos de una hora, y sólo a veces unas horas más. Además, las que están en el suelo podrían ser contagiosas al ser manipuladas con la mano.

El uso del implemento estaría recomendado para las personas que han sido diagnosticadas con el virus, “es lo más efectivo para las mascarillas comunes, porque permiten que las secreciones del contagiado queden al rededor de la boca y no estén desperdigando al medio secreciones con virus”, precisó Calvo, quien agregó que el correcto uso incluye tapar la nariz.

Algunos países asiáticos han recomendado su uso generalizado, pero “el Control de Enfermedades Norteamericano no lo recomienda. Creo que puede ser que en los países asiáticos que tuvieron una crisis bastante fuerte, su uso puede haber aportado en el sentido de que las personas enfermas tenían menos posibilidad de contagiar a otras estando con mascarillas”.

  • Recomendaciones

Dentro de las recomendaciones generales que ha establecido la Autoridad Sanitaria para prevenir el contagio de COVID-19 se encuentran el aislamiento social, toser en el antebrazo, lavarse las manos con frecuencia, entre otros.

Para el correcto uso de las medidas, Mario Calvo precisó que “creo que hay que hacer una reunión en la casa y conversar entre todos sobre cómo podemos prevenir la enfermedad, cómo vamos a asegurarnos de que cumpliremos estas medidas, en qué momento de nuestra vida cotidiana estamos rompiéndolas y podríamos mejorar para no romperlas”.

También es importante establecer “qué vamos a hacer si alguien de la casa se enferma, dónde lo vamos a dejar, quien le va a ir a dejar la comida, a qué baño va a asistir, quién va a limpiar el baño para asegurarse de que no se contagie. Son medidas simples, pero en algún minuto hay que programarse para hacerlo, porque si uno improvisa generalmente se va a equivocar con más facilidad”, finalizó Calvo.

Comentarios