RíoenLínea
Judicial Lunes 17 de Febrero de 2020 | Publicado a las 14:22 | Actualizado a las 14:22

Encargados de empresa irán a juicio simplificado por muerte de trabajador que cayó del puente Calle Calle

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 1025
Fotografía de archivo: Puente Calle Calle | RioenLinea

La Fiscalía llevará a un juicio simplificado a dos encargados de la empresa Ingevolt por el accidente laboral donde un trabajador murió tras caer desde el puente Calle Calle, mientras realizaba el recambio de luminarias.

Se trata de Óscar López Pino, Gerente de Proyectos de Ingevolt, y Rodrigo Montenares Chávez, Jefe de Obras de dicha empresa, quienes serán llevados a juicio simplicado por la Fiscalía, acusados por el cuasidelito de homicidio del trabajador Juan Santana Delgado.

El accidente laboral que afectó a Santana ocurrió la madrugada del 8 de agosto de 2014, cuando él junto a un colega instalaban luminarias en el viaducto que conecta hacia el sector de Las Ánimas, luego que la empresa Desarrollo de Inversiones Andinas se adjudicara un proyecto de iluminación de la Municipalidad de Valdivia, contratando para dicha labor a Ingevolt.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, a la que tuvo acceso RioenLinea, la empresa Ingevolt “mandó construir un canastillo y una máquina que pudiera realizar esta labor por debajo y sobre el puente, consistente en un camión con pluma, la cual en su extremo tenía un canasto metálico, en el cual se situaban los trabajadores”.

Asimismo, la Fiscalía habría constatado durante la investigación que la empresa no contaba con un prevencionista de riesgos, ni tampoco habría entregado capacitación específica a sus trabajadores, ya que –según el ente persecutor- las medidas de seguridad sólo fueron transmitidas por Óscar López directamente al Jefe de Obras, Rodrigo Montenares.

El Ministerio Público, especificó en dicha acusación que “para la realización de la labor (los dos trabajadores) se subieron a un canastillo a cargo de una grúa. Ambos trabajadores llevaban arnés de seguridad, el cual no fue amarrado a la baranda del puente por no alcanzar el largo de la cuerda y no contaban con chaleco salvavidas. En ese momento, la fijación del canastillo se desoldó, lo que provocó que el canastillo y los trabajadores cayeran a las aguas del río, debido a que el arnés y la cuerda de vida no estaba enganchada a la barrera del puente, logrando rescatar a sólo uno de ellos, desapareciendo en el lugar el trabajador Juan Alejandro Santana Delgado, cuyo cuerpo nunca fue recuperado, falleciendo en el lugar”.

Además, el ente persecutor llegó a la conclusión durante la investigación que los “trabajos debían ser realizados en condiciones de extrema seguridad, pero en este caso por una conducta imprudente y negligente de los imputados encargados del proyecto, no se capacitó a los trabajadores en prevención de riesgos sobre trabajos sobre cursos de agua, no se supervisó por ellos el uso de arnés y su fijación a las barandas del puente, no se les proporcionaron elementos de seguridad como chaleco salvavidas, y no se instaló correctamente el pasador para afirmar el canastillo al brazo metálico de la grúa, lo que provocó que este comenzara a desplazarse y cayera al lecho del río, junto con los trabajadores debido a que no disponían de una lista de evaluación del estado de maquinarias y equipos, fatiga de herramientas y cálculo material de las herramientas”.

En audiencia de preparación de juicio oral simplificado realizada a fines de enero, no se logró concretar un acuerdo reparatorio y los dos imputados no reconocieron responsabilidad en los hechos.

En el juicio simplificado, la Fiscalía pedirá que Rodrigo Montenares sea condenado a quinientos cuarenta días de reclusión menor en su grado mínimo y Óscar López, a trescientos días de reclusión menor en su grado mínimo.

El Tribunal de Garantía de Valdivia dispuso que el juicio simplificado contra los dos encargados de la empresa Ingevolt se lleve a cabo el lunes 9 de marzo a las 10:00 horas.

  • #Tags
Comentarios