RíoenLínea
Política miércoles 05 de diciembre de 2018 | Publicado a las 11:35 | Actualizado a las 11:35

En Valdivia, exdirector del INE por el cuestionado CENSO del 2012: “Fueron inmorales conmigo”

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 88

El exdirector del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) del primer Gobierno de Sebastián Piñera, Francisco Javier Labbé, se refirió en Valdivia al cuestionado proceso del CENSO del 2012 –que tuvo a su cargo- asegurando que “fueron inmorales”, por las críticas que recibió la encuesta.

Francisco Javier Labbé ahora se dedica a la academia y bajo su cargo de Decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián llegó hasta Valdivia para presentar los datos del informe de morosidad 2018.

Fue así como en conversación con RioenLinea el exmandamás del INE se refirió a su alejamiento de la institución en medio de los cuestionamientos al CENSO 2012 –en el que estuvo a la cabeza- donde se le acusó de la supuesta manipulación de las bases de datos del proceso censal.

Consultado por este medio, si volvería a trabajar con Sebastián Piñera, Labbé fue tajante al decir que no, ya que a su juicio fueron “inmorales”, no sólo en el Gobierno sino que todos los que trabajaron en esa “operación” como calificó las críticas al CENSO que realizó en el 2012, aseverando que los cuestionamientos surgieron a sabiendas que todo lo que se hizo estuvo bien y que “pagó el pato” por la campaña electoral del momento.

Labbé, criticó la falta de experiencia de quienes evaluaron el CENSO en Chile, asegurando que tanto a nivel internacional, como la directora saliente del INE, ratifican que el proceso estuvo bien hecho.

Asimismo, el exdirectivo no quiso calificar el trato que se le dio en el Congreso, pero dijo “todos sabemos lo que son”. “No voy a decir la palabra”, dijo.

Por último, Labbé enfatizó en que no se sintió apoyado por el Gobierno de Piñera en ese momento y que renunció porque le daba “asco” todo lo que estaba pasando y lo hizo sin que nadie se lo pidiera, pero aclaró que quizás se arrepiente de haber dimitido.

El exdirector del INE, concluyó aseverando que lo pasó mal y que le costó dinero del bolsillo porque los abogados son caros, pero que su imagen quedó limpia.

Comentarios