RíoenLínea
Social Viernes 22 de Mayo de 2020 | Publicado a las 13:03 | Actualizado a las 13:03

En el mar y en pleno centro de Valdivia: Sobrevivientes cuentan qué hacían el día del terremoto de 1960

Publicado por: Camila Oportus
Visitas 2423
Terremoto 1960 | Gentileza Centro Cultural El Austral

Navegando en un buque en las costas de Corral y caminando por las calles de Valdivia, dos sobrevivientes del megaterremoto de 1960, cuentan sus testimonios sobre lo que hacian cuando ocurrió el evento sísmico que hoy cumple 60 años desde su ocurrencia. 

Dos sobrevivientes del megaterremoto de 1960 contaron sus testimonios sobre la experiencia que vivieron en el mayor evento sísmico que se ha registrado a lo largo de la historia, el cual hoy conmemora seis décadas desde su ocurrencia.

Para sumarnos a su conmemoración y recordar parte de la historia de los sobrevivientes, RioenLinea tomó contacto con dos habitantes de la región que vivieron el evento sisimico. Uno de ellos es Osvaldo Oyarzun, quien a la edad de 84 años cuenta que se encontraba navegando en un buque como marinero de cubierta, cuando ocurrió la tragedia.  

Osvaldo cuenta que se embarcó a eso de las 12:00 horas, cuando junto a otros tripulantes, debía relevar a trabajadores que llegaban de viaje. Fue a esa hora cuando -según precisó- comenzó la tragedia. 

“El temblor fue muy fuerte en el mar. El buque empezó a sacudirse y el mar como a hervir, de abajo para arriba. En ese lapso nos asustamos, hicimos las maniobras y cerramos bodega. Primero sentimos un ruido que venía de alta mar y la marea subió lentamente y removió los buques y lanchas, pero no los rompió. Al segundo, la mar barrió con las casas y todo lo que pudo, pero no fue con gran fuerza”, aseveró el sobreviviente. 

“Después que la mar se recogió vino una segunda mar, y esa venía muy fuerte y perjudicó todo. Entonces el Capitán nos mandó a subir el ancla, aseguramos el buque y comenzó el destrozo más grande que habíamos visto. Se destruyeron casas completas”, continuó. 

“El Capitán, manda al navegante para salir a enfrentar la mar, el timón del buque se enredó con unas cadenas que había y quedamos en pana de inmediato, la maquina no iba ni para adelante ni para atrás, y ahí empezó la tragedia”, sostuvo Oyarzun.

 Osvaldo cuenta que en ese momento sólo esperába la muerte. “La mar llevó al buque hacia adentro, y en donde está el buque hoy fondeado en Corral, se sentó y comenzó a acomodarse y lo chocó la arena. Ahí quedamos y nos salvamos”, agregó.

Tras la tragedia que vivió Osvaldo, comentó que junto a otros tripulantes, ayudaron a sacar a otras personas que se encontraban en el mar.

Por su parte, Renato Jara, cuenta que era menor de edad cuando vivió el terremoto de 1960. Ese 22 de mayo cayó día domingo, y se encontraba trabajando en el centro, en donde trasladaba cintas de películas hacia los teatros que había en la época. 

Su hermano, que era mayor de edad, trabajaba en el Teatro Valdivia que se ubicaba en Arauco con Camilo Henríquez, y el día del terremoto lo acompañó hasta el recinto para luego ir al Teatro Cervantes, en donde sintió un primer movimiento y, según su relato, las puertas del lugar se abrieron.  

“Yo iba llegando casi a la esquina de Chacabuco, y empieza un remezón grande, no sabía a donde dirigirme, así que me quedé parado un ratito y después me fui hacia un rincón y me afirmé en un edificio que había. En ese momento iban pasando dos amigos más que andaban en los teatros y me llamaron, me pasaron a buscar y los tres tomados de las manos seguimos hasta la esquina”, contó Jara. 

“Luego vi cuando cayó el reloj del cuerpo de Bomberos, y miré hacia el Teatro Cervantes, en toda la esquina había una casa, y arriba en la parte de la esquina se abrió y se cerró”, agregó el sobreviviente.  

Posteriormente, Renato Jara contó que caminó hasta su casa, la cual se encontraba algo dañada, pero a su familia no le ocurrió nada. “Ese día era Santa Rita, y como mi mamá se llamaba Rita, en la cocina había cosas para comer, y una ventana grande que teníamos se fue encima de todo”, finalizó. 

Comentarios