RíoenLínea
Judicial Martes 12 de Marzo de 2019 | Publicado a las 12:52 | Actualizado a las 14:52

Emmanuel Uribe: Una herida abierta

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 7574

A más de ocho años de la muerte del universitario Emmanuel Uribe Cañete se relevan antecedentes desconocidos de este enigmático caso ocurrido en Valdivia y que fueron recopilados en este reportaje audiovisual de investigación.

La noche del 8 de julio de 2010, pasadas las 23:00 horas Emmanuel Uribe Cañete, joven estudiante de Educación Física de la Universidad San Sebastián de Valdivia, de entonces 20 años de edad, llegó hasta la cabaña número 7, ubicada en calle Beauchef 844 tras comunicarse con Kamila Hidalgo y reunirse con otras dos personas, Pedro Almonacid y Alan Higueras. Transcurridos sólo unos minutos se desencadenaría un entramado policial sin un discernimiento claro hasta el día de hoy.

Esa noche Emmanuel Uribe terminó con un impacto de bala en la cabeza que le costaría la vida al otro día, en el Hospital Base de Valdivia.

Sin embargo, desde un primer minuto comenzaron a prenderse las alarmas de la familia respecto de lo que realmente ocurrió en dicha cabaña. Los testigos aseguraron en un primer momento que Uribe se había disparado en la sien derecha jugando a la “ruleta rusa”, pero el joven era zurdo.

De ahí en más, fueron varias las contradicciones de los testigos. Con un factor adicional, Kamila Hidalgo, huyó del lugar y los demás negaron su presencia en la cabaña.

Fue sólo semanas después que Hidalgo reconoció haber estado esa noche en el lugar y los otros testigos cambiaron sus versiones. Entre estas modificaciones a sus relatos, se descubriría más tarde que Uribe no fue el que llevó el arma hasta la cabaña, como declararon en un inicio, sino que el revólver pertenecía a Pedro Almonacid, quien arrendaba el inmueble. Por ello, este último fue condenado por tenencia ilegal de arma de fuego.

Pese a ello, el caso fue cerrado en el año 2013 y la Fiscal del caso, Patricia Ibarra, comunicó al Tribunal de Garantía de Valdivia la decisión del Ministerio Público de no perseverar en el procedimiento, argumentando que Emmanuel Uribe murió tras autodisparo de tipo accidental.

En este reportaje de investigación, que se extendió por más de un año, se accedió a las declaraciones contradictorias de los testigos y a la serie de peritajes que no despejan las dudas de la familia acerca de la causa real de la muerte de Emmanuel Uribe.

En el transcurso de este reportaje, el Ministerio Público determinó reabrir el caso y designó al Fiscal José Rivas, para dar curso a nuevas diligencias que permitan dilucidar lo que ocurrió la noche del jueves 8 de julio de 2010, cuando un disparo terminó dando muerte a Emmanuel Uribe.


Comentarios