RíoenLínea
Medio Ambiente domingo 30 de diciembre de 2018 | Publicado a las 03:58 | Actualizado a las 04:04

El Estado demandó a Celulosa Arauco por daño ambiental en el río Cruces tras contaminación en 2014

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 2322
Celulosa Arauco Planta Valdivia | RioenLinea

El Estado de Chile presentó ante el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia una demanda por daño ambiental contra Celulosa Arauco, luego de un episodio de contaminación ocurrido el verano de 2014, donde se originó una mortandad de peces.

Por este caso, donde se acusa que en enero de 2014, la empresa en su Planta Valdivia ubicada en Mariquina, derramó licor verde al río Cruces, ocasionando una mortandad de peces y presuntas lesiones cutáneas a bañistas en el sector Rucaco, Arauco fue sancionada por la Superintendencia de Medio Ambiente con una multa de más de cuatro mil millones de pesos por una serie de infracciones a la normativa ambiental y que aún se mantiene en un litigio en el Tribunal Ambiental de Valdivia.

Según conoció RioenLinea la acción judicial que presentó el Consejo de Defensa del Estado, contra la empresa del Grupo Angelini, se especifica que el “17 de enero de 2014, la Planta Valdivia de CELCO, en el marco de una contingencia operacional, sufrió un “trip de caldera”, lo que dio lugar a un derrame de al menos 27,61 m3 de “licor verde”, el que fue desviado en forma indebida al Sistema de Tratamiento de Efluentes o “Planta de Tratamiento de Efluentes” (desde ahora en adelante “PTE”), descargándose luego a través del emisario ubicado aguas arriba del sector Rucaco”.

Asimismo, se especifica que este “licor verde”, puede ser “corrosiva y/o tóxica y causar contaminación”, agregando que dicha sustancia “recorrió el sistema de tratamiento de efluentes sin degradarse su fracción inorgánica, la que en un proceso normal sería retenida en los filtros del área de caustificación. Fue dicha fracción inorgánica la que llegó al río, descargándose a través del emisario el día 18 de enero de 2014”.

En los días posteriores a este episodio, se hallaron más de dos mil ejemplares de peces muertos y bañistas resultaron con daños en su piel.

A juicio del CDE, esta situación habría provocado un daño ambiental al ecosistema de un sector del río Cruces, con especial afectación a fauna íctica protegida.

El Consejo de Defensa del Estado, pretende con esta acción judicial que se declare que se originó daño ambiental, “por culpa o dolo de la demandada, y condenarla como autora del daño ambiental a repararlo materialmente”.

De ahí que el Estado de Chile propone varias medidas para que Arauco repare materialmente el daño ambiental causa en la zona, para reponer las poblaciones de especies ícticas en categoría de conservación a una calidad similar a la que tenían con anterioridad al episodio de contaminación.

Para la reparación, el CDE pide que Arauco elabore un Estudio del Ecosistema del río Cruces, en el área afectada por la descarga, que, de cuenta detallada del medio físico o natural, de la comunidad de organismos vivos que lo habitan y de sus relaciones ecosistémicas; y elabore un Estudio de Biodiversidad de las Especies en Categorías de Conservación del río Cruces, en el área afectada por la descarga, que incluya tanto la diversidad de dichas especies como la diversidad genética de éstas, a fin de medir el impacto del derrame de Licor Verde de enero de 2014, con énfasis en la composición de la fauna, así como en la abundancia, condición, caracterización genética, parasitología y frecuencia de tallas de las especies en categoría de conservación.

Además, se pide que la compañía implemente un Programa de Reposición y Repoblamiento de las especies en Categorías de Conservación del río Cruces, en el área afectada por la descarga, a fin de recuperar las condiciones anteriores a la descarga de licor verde y robustecer la diversidad genética necesaria para su asegurar su subsistencia en el cauce del río; e implemente un Programa de Monitoreo de las Especies en Categorías de Conservación, en el cauce del río Cruces, que se prolongue por el tiempo necesario para establecer que se han repuesto las condiciones anteriores a la descarga de licor verde y robustecido la diversidad genética necesaria para asegurar su subsistencia.

La demanda debe ser admitida a tramitación en el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia, sumándose así a otra causa que se lleva en el mismo juzgado y a la arista donde se investiga este caso en sede penal.

  • Revisa la demanda presentada por el CDE

Comentarios