RíoenLínea
Social Lunes 08 de Julio de 2019 | Publicado a las 11:49 | Actualizado a las 12:03

Contraloría cuestionó a Vialidad por mantener alzados los brazos del Cau Cau por tres años

Publicado por: Germán Pérez
Visitas 1122
Fotografía de archivo: Peritajes en el puente Cau Cau

La Contraloría General de la República inició un procedimiento disciplinario, luego de detectar que Vialidad mantuvo alzados los brazos del puente Cau Cau durante tres años, pese a que un informe técnico recomendaba que sólo debían estar izados durante tres meses y bajo un sistema de monitoreo, que tampoco se realizó.

Según la información a la que accedió RioenLinea, el Departamento de Medio Ambiente, Obras Públicas y Empresas de la Unidad de Obras Públicas de Contraloría, efectuó una auditoría donde detectó una serie de irregularidades ante las decisiones tomadas por Vialidad, tras la falla descubierta el 24 de febrero de 2015 en el vástago del cilindro principal suroriente del mecanismo de levante del puente, con ocasión de la realización de pruebas previas a la puesta en marcha del viaducto.

En su informe final, Contraloría detalla que luego de la falla originada, se debió efectuar un levante de emergencia de los tramos móviles del puente, para lo cual Vialidad contrató a la empresa Sergio Contreras y Asociados Ingenieros Civiles Limitada (SECON) para revisar el proyecto, cuyo informe fue explícito al recomendar el alzamiento de los tableros del puente Cau Cau sólo por un periodo de tres meses y condicionado a la revisión del proyectista y de la instalación de un instrumento de monitoreo de seguridad de la estructura.

Sin embargo, según Contraloría nada de aquello ocurrió. Vialidad, mantuvo los tableros del viaducto alzados por tres años, en vez de los tres meses que recomendó la empresa asesora y tampoco instaló el instrumento con el que se monitorearía la estabilidad de la estructura en el periodo que se mantuvieran los brazos alzados.

Al respecto, el ente contralor concluye que el “plazo previsto de duración del levante provisorio era de 3 meses y que cualquier modificación debía ser adoptada y visada debidamente por el proyectista, empresa APIA XXI S.A.. Adicionalmente, en dicho informe se requirió la instalación en el puente de una instrumentación de monitoreo para tener información que permitiese constatar los valores y parámetros asumidos en los cálculos y modelaciones de este levante, así como verificar de manera continuada el comportamiento estructural del sistema”.

En esa línea, especifica que al momento de efectuarse la fiscalización en abril de 2018, “se estableció que el levante sumaba 36 meses desde su ejecución, no acreditando la DV (Dirección de Vialidad) que este aumento de plazo contara con la visación de la empresa APIA XXI S.A. o que hubiera adoptado alguna otra medida que validara la referida extensión. Además, no se instaló la instrumentación de monitoreo requerida para comprobar las condiciones de seguridad estructural de los tableros en la posición izada. La inobservancia del informe encomendado, contraviene los principios de eficiencia y eficacia”.

Es por ello, que Contraloría procederá a instruir un procedimiento disciplinario con la finalidad de determinar eventuales responsabilidad administrativas.

  • Otras faltas detectadas por Contraloría

Además, se detectó que Vialidad no elaboró un instrumento o documento que detalle las acciones que adoptará para dar término a la obra, que individualice las unidades y/o funcionarios responsables que intervendrán para tal fin, las instancias de coordinación que deberán observar durante su desempeño, etapas o plazos, entre otros aspectos.

En ese sentido, se detalla, que “para el estudio contratado SECON a objeto de establecer el origen de la falla que afectó a esta estructura, designó a funcionarios de sus distintas dependencias, sin determinar los mecanismos de coordinación o reportabilidad que debían observar en el desarrollo de sus actividades, y cómo estas se vinculaban con la estructura orgánica vigente de esa dirección”.

La institución contralora, cuestiona a Vialidad, debido a que dicho organismo debe “tener pruebas escritas de sus procedimientos de control y de todos los aspectos pertinentes de las transacciones y hechos significativos; y por otra parte, que debe existir una supervisión competente para garantizar el logro de los objetivos del control interno, y que esta supervisión debe proporcionar al personal directrices para minimizar los errores. La asignación del trabajo del personal exige indicar claramente las funciones y responsabilidades atribuidas a cada empleado”.

Asimismo, Contraloría comprobó “que las consultorías encomendadas para definir el término de esta obra -en el lapso que contempla esta auditoría-, no han contado con toda la documentación necesaria para su desarrollo lo que ha significado en algunos casos la imposibilidad de concluir a cabalidad los estudios encomendados, sin que se advierta que esa entidad haya adoptado medidas para hacer un levantamiento de la información con la finalidad de recopilarla y clasificarla, y proveerse de aquella faltante. Así, el hecho de que la entidad fiscalizada, en conocimiento de que no contaba con toda la documentación de la construcción de esta estructura, en versiones finales y aprobadas, realizara contrataciones de estudios para determinar cómo concluirá esta obra”.

Por último, el ente contralor exhortó a Vialidad a que en las decisiones futuras que se tomen respecto al puente Cau Cau, se debe establecer previamente “si la información con que cuenta resulta adecuada para emprender las acciones que resuelva, adoptando las medidas que procedan para completar los antecedentes faltantes si se evidencia que al efecto, se hace necesario contar con la totalidad de ella o con volúmenes específicos, en armonía con lo señalado en los referidos principios”.

RioenLinea, solicitó un pronunciamiento al Ministerio de Obras Públicas en Los Ríos para conocer su versión, respuesta que no había sido recibida al momento de la publicación de este artículo.

  • Revisa acá el informe de Contraloría

 

Comentarios