RíoenLínea
Los Opinantes Miércoles 17 de Abril de 2019 | Publicado a las 10:44 | Actualizado a las 10:51

Asociatividad

Publicado por: Miguel Massri Irigoyen
Visitas 51

Con  excepción de alguna crítica en las redes sociales por un conductor de colectivo o microbús por conducción imprudente, o porque no quiso detenerse a recoger algunos estudiantes, en general se podría decir que las quejas por el servicio de Transporte Público, parecen ir en declinación. ¿Significa eso que el transporte público ha mejorado tanto? […]

Fotografía de contexto | RioenLinea

Con  excepción de alguna crítica en las redes sociales por un conductor de colectivo o microbús por conducción imprudente, o porque no quiso detenerse a recoger algunos estudiantes, en general se podría decir que las quejas por el servicio de Transporte Público, parecen ir en declinación. ¿Significa eso que el transporte público ha mejorado tanto? Veamos.

Algunos dicen que la disminución de las críticas  no se debe a un gran mejoramiento del servicio, sino a que mucha gente tiene  vehículo y prefiere moverse “en lo propio”, y el resto que todavía no tiene automóvil, usa el transporte público… mientras se las ingenia para sacar un crédito a 72 meses con ésos “intereses solidarios” en algún banco o  financiera, para comprar un city-car y abandonar la condición de peatón.

En todo caso es de reconocer, que por estos días han ingresado varias microbuses nuevos a los distintos recorridos urbanos de Valdivia , circunstancia que obedece a la adquisición por parte de los empresarios microbuseros de dichos vehículos, a través de programas del Ministerio de Transporte o Corfo, supuestamente con “créditos blandos” los cuales después del segundo refinanciamiento, ya no son tan blandos.

Algunos creemos que el sistema de transporte público debe pensarse a una forma de asociatividad entre los empresarios privados y el Estado, ya que por una parte, siempre habrá gente que por una u otra razón seguirá de peatón,  como es el caso del segmento de adultos mayores, quienes a veces simplemente no pueden obtener licencia de conducir, o no les alcanza para comprar  auto con “la jubilación millonaria” que les resultó después de 40 años al yugo.

Mientras tanto, Los empresarios  buscan obtener el máximo lucro de su inversión, por lo tanto, no les interesa mantener un recorrido muy frecuente durante el fin de semana, ya que disminuye mucho el “corte de boletos”. Peor aún, los días domingos, los recorridos disminuyen aún más, y después de las 20.00 hrs. y según me decía un adulto mayor, parece más fácil adivinar los números del  Loto, que adivinar a que hora pasará una micro para irse para la casa.

Mucho se observa y escucha a las autoridades políticas locales y futuros candidatos, hablar de los adultos mayores y la importancia de favorecerlos. Por cierto, se escucha hablar mucho más cuando se acercan las elecciones. Se me vienen a la mente tres cosas positivas que se logran al mejorar el transporte público. 1.- Hacerle la vida más fácil a los jubilados 2.-Darle una mano al Medio Ambiente y 3.-Darle un alivio a la creciente congestión vehicular de nuestra ciudad.

Comentarios